VOLVER  > El Guardián de los Cielos de Nezahualcóyotl

El Guardián de los Cielos de Nezahualcóyotl

Compartir en Twitter

Por Ricardo OR

El helicóptero Coyote I, adquirido en 2004, es un símbolo de la policía del municipio de Nezahualcóyotl, con sus característicos colores rojo y amarillo. A pesar de que su función principal es combatir el crimen, persiguiendo delincuentes por las calles del municipio mexiquense, también se usa en labores de rescate de personas e incluso para difundir mensajes entre la población durante la pandemia.

El Coyote I realiza 3 vuelos diarios, en la mañana, tarde y noche. El oficial y piloto Castro comenta que “El helicóptero es una necesidad, no es un lujo” y es fácil creerlo, debido a que vigilar una ciudad de 1.1 millones de habitantes no es una tarea fácil de ejecutar, el helicóptero permite llegar a lugares donde las patrullas convencionales no pueden llegar.

El oficial Castro mencionó,  "Desde que salimos al vuelo de vigilancia, nos piden apoyos. Desde que despegamos, nos estamos reportando para que vean que estamos en el aire para que ante cualquier persecución o situación sospechosa, tengamos un desplazamiento más rápido" 

Desde hace 18 años el helicóptero presta sus servicios a la comunidad, sin embargo, su uso no siempre ha sido tan eficaz, durante los primeros años que se adquirió, no se tenía muy clara la idea de cómo implementarlo en la estrategia de seguridad, debido a que era la primera aeronave de su tipo en el Estado de México.

El oficial Castro comenta que alrededor de 2 o 3 veces a la semana se ven involucrados en persecuciones con personas en estado de ebriedad, una de sus tareas en 2020 fué hacer recorridos por toda la ciudad con el mensaje de “Quédate en casa”, recorriendo las zonas de mayor aglomeración de personas, sin embargo, otro de los usos que se le da, es cuando tiene que aterrizar de emergencia para trasladar al hospital a personas en situaciones críticas.

Si requieres servicios de marketing digital. Nos especializamos en marketing político y redes sociales. ¡Contáctanos!